Configuración práctica de Asterisk (3ª parte): Buzones de voz

A diferencia de lo que sucede con las PBX clásicas, añadir un buzón de voz en Asterisk es relativamente fácil. Los buzones de voz en Asterisk se controlan mediante las dos siguientes aplicaciones: VoiceMail() y VoiceMailMain()

  • VoiceMail():Permite al llamante dejar un mensaje de voz en el buzón de la extensión llamada cuando ésta no atiende la llamada en un tiempo determinado
  • VoiceMailMain():Permite al propietario de un buzón recuperar los mensajes y cambiar el tipo de saludo del buzón

La aplicación VoiceMail() tiene dos parámetros:

  1. Mailbox: es un número asignado al buzón de voz, seguido de forma opcional por el símbolo @ y un nombre de contexto del buzón de voz, como por ejemplo 6001@default. El sistema de “contextos” de Mailbox es independiente del sistema de “contextos” del fichero extensions.conf. En la aplicación Mailbox los contextos se utilizan para agrupar los distintos buzones de voz en función de los usuarios que van a acceder a ellos. Por ejemplo, se utilizan contextos cuando un mismo servidor de Asterisk va a dar servicio de telefonía y buzones de voz a varias empresas, o cuando dentro de una misma empresa queremos tener los buzones de voz de los empleados separados por departamentos. En la mayoría de los casos se utiliza únicamente el contexto default.
  2. Options: Son opciones que se añaden a las características que presenta el buzón al que llama y que típicamente son u para reproducir un mensaje de “no disponible”, b para reproducir el mensaje de “ocupado” y s para saltar las instrucciones generadas por el sistema.

La aplicación VoiceMailMain() tiene también dos parámetros:

  1. Mailbox: es un número asignado al buzón de voz, seguido de forma opcional por el símbolo @ y un nombre de contexto del buzón de voz, como por ejemplo 6001@default.
  2. Options: Son opciones que se añaden a las características que presenta el buzón al propietario del buzón. La mas utilizada es s  y sirve para saltar la petición del PIN al propietario para acceder a su buzón (atención, con esta opción cualquiera que puede acceder a una extensión podría también acceder a su buzón de voz).

La configuración de los buzones de voz se realiza sobre el fichero voicemail.conf, el cual tiene tres secciones principales:

  • General: Aquí se controlan aspectos generales de los buzones de voz, como el número máximo de mensajes por cada buzón de voz, la duración máxima en segundos de cada mensaje de voz, la duración mínima de un mensaje para que sea grabado, el número de intentos permitidos para que el propietario de un buzón introduzca correctamente el PIN cada vez que desea acceder al mismo y  otras características similares.
  • Zonemessages: En esta sección se definen zonas de tiempo para cada buzón de voz, que se utilizan únicamente cuando existen usuarios de buzones de voz situados en distintas partes del mundo. Configurando adecuadamente esta sección se puede conseguir que cada usuario escuche en el formato adecuado los mensajes de fecha y hora que envía Asterisk cuando se accede al buzón de voz.
  • Context: Después de las secciones de General y Zonemessages, cualquier otro nombre entre corchetes es un nombre de contexto. En cada contexto se pueden definir uno o más buzones de voz. Para cada buzón de voz se debe de indicar un número de buzón de voz, un PIN, el nombre del propietario, una dirección de email para las notificaciones y una lista de opciones separadas. En una configuración básica es suficiente con indicar el número del buzón y el PIN de acceso al mismo.

Ejemplo: Si en el fichero voicemail.conf dentro del contexto [default] creamos los tres siguientes buzones:

 al ejecutar el comando voicemail show users dentro del CLI obtenemos lo siguiente:

Por último, en el fichero extensions.conf debemos de configurar que sucederá cuando algún usuario llame a las extensiones de los buzones de voz y también deberemos de crear nuevas extensiones que permitan a los propietarios de cada buzón acceder a dichos buzones para recuperar los mensajes que contienen. En el ejemplo práctico que se está utilizando en este blog para las prácticas de configuración de Asterisk, tenemos la extensión 201 dentro del contexto de “operadora” y las extensiones 202, 203 y 204 dentro del contexto de “trabajadores”. La configuración de los buzones de voz para la extensión 201 es la siguiente:

Asterisk_configuracion_practica_parte3_4

Se observa que cuando la operadora llame a las extensiones 202, 203 o 204, si estas no descuelgan la llamada en 15 segundos, la llamada será dirigida al correspondiente buzón de voz de cada extensión (buzón 202@default para la extensión 202, buzón 203@default para la extensión 203 y buzón 204@default para la extensión 204). Finalmente, se ha establecido el código 301 para que la operadora pueda consultar su buzón de voz, que es el 201@default. Para las extensiones 202, 203 y 204 hay que realizar algo similar dentro de su contexto, tal y como se muestra a continuación:

Asterisk_configuracion_practica_parte3_5

Si se omite un número de buzón de voz en la aplicación VoicemailMain, la propia aplicación solicitará uno al usuario cuando sea ejecutada. De esta manera, todos los trabajadores de la empresa podrán acceder a su buzón de voz con un solo código de marcado. 

En el siguiente vídeo se observa de forma práctica lo que sucede cuando la extensión 201 llama a la extensión 203 y ésta no atiende la llamada en 15 segundos:

Salto de llamadas al buzón de voz

Y en este otro vídeo se observa como la extensión 203 puede consultar su buzón de voz mediante el código 303 y el PIN 1234:

Consulta del buzón de voz

En cualquier momento un usuario puede configurar fácilmente su buzón de voz mediante un menú asistido por locuciones:

Configuración del buzón de voz

Las opciones de configuración y ejemplos mostrados en esta entrada del blog corresponden solamente al funcionamiento básico de los buzones de voz en Asterisk. En realidad, las posibilidades son muchísimo mayores y las opciones de configuración en el fichero voicemail.conf son sencillamente, abrumadoras, aunque es preciso reconocer que, hoy en día, con el uso generalizado del correo electrónico y de la aplicaciones de mensajería instantánea sobre dispositivos de telefonía móvil, la importancia de los buzones de voz es cada vez menor. 

Esta entrada fue publicada en Telefonía IP. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.